Polo Democrático Alternativo Funza

COMUNICADO POR EL DIA DEL AGUA



Por: 
Guillermo Andrés Castro Rozo, secretario asuntos políticos Funza Pda

Funza, 22 de marzo de 2015. El día mundial del agua es una fecha que se conmemora todos los 22 de marzo, de acuerdo a la propuesta que emanó de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo efectuada en Río de Janeiro, Brasil, en 1992. En Funza, nos unimos como partido político a esta celebración, en el entendido de que hay que coadyuvar la mayor cantidad de esfuerzos y propuestas para defender el agua, y el acceso de la población a ella. Por ello aprovecho este día para arrojar algunas ideas que tiendan a que no sólo se recuerde este día con algunos datos, sino con las propuestas reales:

- Mínimo vital gratuito de agua: Es una realidad en Bogotá, pero por estratos. En Funza, puede ser, pero también hay que garantizar que la EMAAF (Empresa Municipal de Acueducto y Alcantarillado de Funza) siga siendo pública y conservando su eficiencia administrativa. De tal suerte que a toda la población (hogares residenciales) se les puede garantizar 3 metros cúbicos de agua mensuales para sus actividades de vida: comer, beber y asearse, de manera completamente gratuita. De ahí en adelante los costos del servicio los tendrá que asumir el usuario; las tarifas no pueden aumentar más allá de los índices permitidos en la materia, o sea los del costo de vida. En términos puntuales, aunque estratificado el servicio, los costos hoy por metro cúbico son los mismos; se puede proyectar así un porcentaje de incremento de acuerdo al estrato, permitiendo la sostenibilidad de la empresa. Las industrias no podrán contar con este beneficio, pues a lo que va dirigido es a garantizar la vida y salud de las familias funzanas. Hay que ser mas drásticos, por otro lado, en la aplicación y ejecución del Decreto ambiental, castigando severamente a quienes desperdicien agua.

- No a los cabildos abiertos express: De manera ilegal el Concejo municipal ha hecho dos cabildos abiertos para modificaciones del Plan de Ordenamiento Territorial. Son express porque obedecen a intereses sobre el uso del suelo que beneficia a particulares y no cumplen con lo estipulado en la Ley 134 de 1994, que regula los procedimientos por los cuales se solicita y hace un Cabildo ciudadano. Por el contrario, lo que se debe impulsar, bajo estrictas normas legales y constitucionales, es una modificación al Plan Básico de Ordenamiento Territorial, que obedezca a los mandatos de gobernanza en torno al agua, que reclama buena parte del mundo.

- Ningún río ni el humedal pueden cambiar su posición o curso: Para la segunda pista del Aeropuerto El Dorado fue corrido el río Bogotá hacia Funza un kilómetro adentro. Este hecho, ancestralmente, ya hace cambiar la morfología e identidad de un afluente hídrico que conecta los cerros de los páramos de Cundinamarca con las aguas del río grande de la patria, el Magdalena, y de ahí al mar Caribe. Los cambios son drásticos. En términos de la mera creencia indígena muisca que habitaba el territorio, las formas en las que caminaba el río, asemejaban a la mujer, lo que es la dadora de vida, la feritilidad, la luz y el bienestar. También la forma del río sirve para el sustento de quienes habitan el caudal... hay que ver que en La Guajira, por ejemplo, el río Rancherías fue movido y hoy la población wayuu padece los efectos de no tener agua, por un río que desplazaron y que dejó un curso lleno de aridez. Veamos los ejemplos de lucha y resistencia, como en Gigante (Huila), en donde aún se adelanta la pelea contra la hidroeléctrica de El Quimbo que está desviando el curso del río Magdalena. Sobre el humedal no se deben hacer construcciones. Se debe respetar la cuenca del ecosistema, y esto por ejemplo a la luz de las denuncias sobre Altos del Gualí II, según las cuales a menos de un metro de distancia del humedal ya hay escombros del proyecto de vivienda.

- Llevar el humedal Gualí a ser declarado sitio Ramsar: hacer los mayores esfuerzos sociales y políticos para que la reserva vaya más allá de un compromiso de entes locales y regionales. Ramsar es la abreviatura de la Convención Relativa a los humedales de Importancia internacional especialmente como hábitat de aves acuáticas, que suscribió el Estado colombiano. La importancia de que nuestro humedal aparezca en esta lista es que podría lograr una simbiosis de esfuerzos en todos los niveles (local, regional, nacional e internacional) para su conservación y uso racional. Hoy el principal receptor de las aguas residuales, no enteramente tratadas, es el humedal.

Finalmente debo decir que estas propuestas realmente pueden aminorar los fenómenos relacionados con el uso y abuso del agua. El pasado viernes la Alcaldía de Funza, en buena hora, hizo una siembra de árboles en el marco del día del agua; lamentablemente informó que se habían sembrado en los 20 metros de área de conservación del humedal. Según el Artículo 83 del Código de Recursos Naturales, Decreto 2811 de 1974, son 30 los metros que deben haber libres en la ronda del humedal. O sea que espero no se haya actuado con mala fe, y se hayan perdido por obra y gracia del comunicado de prensa 10 metros más que son obligatorios respetar. Nuestro municipio puede efectuar cuidados y conservación de los suelos y del territorio, así que en buena hora sería pertinente aumentar los 30 metros legales hasta mínimo 50, teniendo en cuenta áreas de inundación que deben haber para aminonar los efectos del cambio climático.

¡Conservemos nuestros ríos que son vida!